Hernia Discal

¿Qué es una hernia discal?

La hernia discal es una anomalía o lesión producida por la degeneración del disco intervertebral que facilita la salida hacia el exterior del núcleo de dicho anillo.

¿Cuáles son las causas de una hernia discal?

Degeneración o envejecimiento articular.

Por micro traumatismos.

Por mecanismo repetitivo de flexión-extensión del troco, cargando mucho peso (profesiones con grandes esfuerzos).

Por movimientos de rotación continuados en el tiempo (profesiones donde se está mucho sentado, realizando continuos cambios de dirección y sentido mediante sillas giratorias.

Por exceso de peso y volumen corporal. Con más riesgo con un abdomen voluminoso.

Atrofia de la musculatura paravertebral dorso umbar.

¿Cuáles son los principales síntomas de una hernia discal?

Dolor en la espalda.

Dolor que se irradia a los glúteos, las piernas y pies.

Acentuación del dolor al toser, hacer esfuerzo o reír.

Hormigueo o entumecimiento en las piernas o los pies.

Debilidad muscular o atrofia en estados avanzados.

Espasmo muscular.

Dolor cervical, especialmente en la parte posterior o lateral.

Dolor profundo cerca o sobre omoplatos del lado afectado.

Dolor que se irradia al hombro, parte superior del brazo, antebrazo y en ocasiones a la mano, dedos o tórax.

Empeoramiento del dolor al toser, hacer esfuerzos o reír.

Incremento del dolor al doblar el cuello o girar la cabeza hacia un lado.

Espasmo de los músculos cervicales.

Tratamiento de la hernia discal

La quimionucleosis y/o Pnoloterapia o esclerosis del disco es una modalidad de tratamiento que consiste en la inyección de lídocaina. Solución salina hipertónica, dextrosa hipertónica o una enzima (denominada quimiopapaina), derivada de la planta tropical de la papaya, dentro del disco herniado y/o cerca de el, para disolver y/o contraer la sustancia gelatinosa protuyente y las que desencadenan la inflamación reurogena reduciendo así el tamaño del disco.

Fue introducida en 1963, hace ya más de 40 años, por el norteamericano Dr. Lyman Smith.

En la quimionucleosis se emplea anestesia local.

Notará alivio progresivo del dolor después del procedimiento. La curación depende del grado de hernación pero usted regresar a las actividades tan pronto las pueda tolerar.

Se le puede recomendar caminar o nadar como parte de la rehabilitación.

La quimionucleosis es un tratamiento efectivo para los que quieran evitar la cirugía. Dicha eficacia ronda entre el 71% y un 93% siendo superior a la cirugía convencional donde menos del 40% de los que se operan, obtienen resultados satisfactorios. El uso de la quimionucleosis de primera intención no afecta procedimientos quirúrgicos posteriores.

Fue aprobada en 1982 por FDA (Food and Drug Administration)

Como todo proceder, no está exenta de riesgos, pero éstos se pueden evitar usando una buena historia clínica del paciente, pruebas de sensibilidad y técnicas adecuadas.

En los pacientes que son seleccionados, la quimionucleosis sigue siendo una modalidad de tratamiento segura y efectiva para la hernia discal, con buenos resultados a mediano y largo plazo.

¿Dónde puedo obtener más información?

Para concretar una cita e información adicional, comuníquese con:

Dr. Amado Hernández Curbelo.

Especialista en Cirugía General.

Teléf. 8392-4377, 2551-6721, 2232- 3440.

Log In or Sign Up

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?